jueves, 31 de mayo de 2007

centolla fueguina

el avión que me llevó a tierra del fuego se hundía a medio camino rodeado de cerros y montañas nevadas. el mejor mirador a la bahía era la ventana de mi habitación. el fuego me hacía arder, y arder me consumía. recuerdo el sabor del vino. algún atardecer frío. la música en el estrecho. un chico lindo que sonríe en la foto. empacho de centolla. siesta, café y besos. está usted en el fin del mundo.

No hay comentarios: